El estrangulador de Boston

El estrangulador de BostonUno de los asesinos en serie más conocidos es el estrangulador de Boston. Un caso en el que el asesino estrangulaba y violaba de manera agresiva a sus víctimas.

Entre el 14 de Junio de 1962 y el 14 de enero de 1964 se cometieron varios estrangulamientos, concretamente de trece mujeres, todos cometidos por el mismo hombre, el estrangulador de Boston. Su nombre real es Albert DeSalvo.

Las víctimas

 

Las víctimas fueron:

-Cinco de ellas tenían una edad entre 19 y 23 años.

-Otras 6 víctimas tenían una edad próxima entre 55 y 75 años.

-Las otras dos víctimas restantes tenían, una 69 años y la otra 85 años, pero estas dos aun no se ha podido demostrar si fue el estrangulador de Boston quien las mató.

Como nos habremos fijado, el estrangulador de Boston mataba sobretodo a mujeres mayores. Muchos policías e investigadores dicen que posiblemente tuviera complejo de Edipo, es decir, violando y matando a mujeres podía borrar la imagen de su madre o de su antigua mujer que eran temidas.

La primera víctima se llamaba Anna Slesers, y tenía 55 años cuando le ocurrió esta desgracia. La encontró muerto su hijo cuando llegó a casa. Había sido estrangulada con el propio cordón de su bata y tenía indicios de una penetración. La casa había sido revuelta como si hubiera habido un robo, aunque en realidad no fue así porque no había desaparecido nada.

La segunda víctima tenía 68 años y se llamaba Nina Nichols. Ésta había sido estrangulada con sus medias. Tenía síntomas de haber sido abusada sexualmente. Igual que la otra víctima toda la casa estaba desordenada pero los policías encontraron varias cosas de valor que el supuesto ladrón no se había molestado en llevar.

DaSalvo no espero mucho en hacer su próximo saqueo, ya que el mismo día en el que mató a Nina Nichols también murió de una manera parecida una mujer de 65 años llamada Helen Blake. Su apartamento, igual que las otras, estaba todo revuelto pero no faltaba nada de valor.

Los policías sin tener pruebas suficientes avisaron a todo Boston que mantuvieran su casa cerradas con llave y que no abrieran a desconocidos.

Igualmente, estos accidentes siguieron sucediendo, pero estas veces con mujeres de unos 20 y 30 años, las cuales eran estudiantes. Todas aparecen estranguladas y con muestras muy claras de violación. Entre una de ellas se encontraba una chica de color.

Gracias a ella se pudo obtener más información del violador de tal manera que su busca podría ser más rápida. Durante la violación de esta chica se había dejado rastros de su semen en la alfombra. Además una vecina dijo que vio a un hombre desconocido salir de su casa, el cual era estatura media pelo negro y ondulado, chaqueta negra y pantalones de trabajo de color verde. Aparentaba unos 30 años.

La Policía buscaba pero no encontraba a nadie. Habían interrogado a todas esas personas con antecedentes en violación o agresiones y que tuvieran trastornos mentales, los cuales provocaron el dicho complejo de Edipo.

Más tarde se encontró un cadáver de una chica con 22 puñaladas clavadas y estrangulamiento, pero esta no había sufrido abusos sexuales.

Los policías al no saber qué hacer, le entregaron el caso a un investigador llamado Hurkos. Este pudo averiguar cosas que hasta ese momento no se habían tenido cuenta.

Un día una mujer dio la alarma de que un hombre había entrado en su casa. Al parecer este entró y al ver que estaba con su marido se fue corriendo. La mujer lo describió y justamente era como el hombre que buscaban. Horas más tarde detuvieron a Albert DeSalvo.

Sobre la vida de Albert DeSalvo

Albert DeSalvo tenía 29 años cuando lo descubrieron. Nació en Chelsea el 3 de septiembre de 1931. Su padre era un hombre abusivo que pegó más de una vez a su esposa, a él y a sus otros cinco hermanos. Ya desde joven se convirtió en un pequeño delincuente, el cual fue arrestado más de una vez.

En su edad, se alistó en el ejército y en Alemania conoció una mujer, llamada Irmgard Beck, de una familia respetable, con la cual se casó y tuvo dos hijos. Según su esposa, él le pedía hacerlo cinco o seis veces al día.

Empezó a trabajar como un empleado de caucho en una fábrica.

Cuando lo arrestaron y la Policía le empezó a hablar de los crímenes que había cometido el aseguraba de que no se acordaba de nada, lo único que él hacía era salir rápido de la fábrica para ir a jugar con sus hijos antes de que se fueran a la cama.

Se dice que olvidó todo lo hecho por la esquizofrenia.

Fue encerrado como cadena perpetua en 1966.

Finalmente murió en 1973, asesinado por el compañero de celda.

Deja un comentario